Papel Artesanal o Reciclado

1 Flares Filament.io Made with Flare More Info'> 1 Flares ×

Papel Reciclado  Papel Reciclado

Este es un método sencillo y casi cualquier papel puede reciclarse.

Los papeles mas recomendados son:

*Los formularios continuos (Sumamente adecuados ya que son resistentes porque contienen fibras largas).

*Papel marrón que se emplea para envolver (a menos que contenga una gran cantidad de fibras de madera),

*Bolsas de papel y sobres.

*El papel ya impreso (aunque no conviene usar ninguno que lo esté en exceso [1]).

*El papel de periódico puede utilizarse para dar volumen, siempre que se combine con otros materiales.

Evitar los papeles brillantes y satinados, pues probablemente estén recubiertos con caolín, el cual podría producir parches polvorientos en el papel.

Variantes:  

*Trapos de algodón [2]

*Fibras Vegetales [3]

Materiales:

*Una licuadora

*Moldes complementarios[4]

*Periódicos

*Espátula

Confección de la pulpa

Primero eliminar cualquier residuo de pegamento, ganchitos metálicos o cualquier otra cosa que pueda estropear el producto final o dañar los utensilios de trabajo. Luego rasgar el papel en trozos de aproximadamente 3 cm2 y remojarlos en agua durante toda la noche (Si se remojan durante más tiempo se deshará el papel, pero no hay que dejarlo más de una semana porque adquirirá mal olor). El tiempo de remojo puede recortarse si se echa agua hirviendo sobre el papel y se le deja un par de horas, o también puede hervirse en un recipiente inoxidable de tamaño grande durante una media hora. Después  licuar el papel mojado poco a poco. Empezar con unos 10 a 15 trozos por cada ¾ de litro, luego se podrá juzgar cuánto papel puede licuarse cómodamente en cada tanda (No hay que forzar la licuadora, ya que podría estropearse y el papel no se desharía de manera uniforme). Licuar hasta que no se encuentren grumos de papel suspendidos en la pulpa, y tenga una consistencia suave y cremosa (Hay que evitar licuar durante un tiempo prolongado, puesto que c más cortas serán las fibras y menos resistente resultará el papel).

Almacenaje de la pulpa restante

La pulpa se puede guardar, pero si se almacena, durante mucho tiempo empezará a desprender mal olor, por lo que habrá que lavarla a fondo antes de usarla, si el este es muy fuerte echar un poco de lejía (lavandina), se le deja alrededor de una hora y después se aclara. Para evitar que se pudra se puede agregar unas cuantas gotas de formalina (o formaldehído) por cada litro de agua.

Formación de las hojas

Llenar la tina con la pulpa, de modo que el molde y la forma puedan sumergirse con facilidad, pero no a menos de 7 u 8 cm por debajo del borde pues de otra manera se salpicará el área de trabajo cuando se sequen el molde y la forma. Luego revolver la pulpa con la mano o agitarla con una escobilla. Hacer este procedimiento con rapidez, antes de que la pulpa se asiente en el fondo de la tina. Inmediatamente colocar la forma encima del molde, del lado de la malla. Sujetarlos con firmeza y sumergirlos de forma vertical en dirección al lado opuesto de la tina. Con movimientos lo más suaves, inclinar el molde hasta que quede en posición horizontal y atraerlo hacia el frente de la tina hasta estar completamente sumergido. Tirar hacia arriba para recoger la pulpa. Manteniendo el molde en posición horizontal, se da una rápida sacudida de lado a lado y del frente hacia atrás. Hay que hacer este movimiento antes de que haya drenado toda el agua y la pulpa haya empezado a endurecerse. Esa acción emparejará la pulpa y dispersará las fibras evitando que todas ellas queden dispuestas en una misma dirección. Para finalizar sostener el molde y la forma encima de la tina ligeramente inclinada para que drene el exceso de agua.

Secado

Dejar el molde sobre un montón de periódicos, absorberán la humedad del molde, por lo que será necesario cambiarlos. Cuando haya escurrido la mayor parte del agua del molde y de la hoja de papel, lo más seguro es inclinarlos. Se apoyan contra una pared o un mueble para que terminen de secar, pero hay que tener cuidado de que la pulpa esté lo suficientemente seca, pues de otro modo se podría resbalar. Cuando el papel esté completamente seco, meter cuidadosamente la espátula por una orilla para separar el papel del molde  y despegar minuciosamente  la hoja de la malla.


REFERENCIAS:

[1] La tinta se puede quitar hirviendo la pulpa en una solución compuesta por unas 2 cucharadas de detergente por cada 4 litros de agua.

[2] Las gamuzas de algodón comerciales se pueden usar cuando se quiere hacer una cantidad importante de papel. Para abaratar el costo se pueden mezclar con pulpa reciclada o vegetal y, en este caso, un kilo de preparado debe rendir lo bastante. Las fibras de los trapos de algodón son más largas que las de papel reciclado, además de que aumentan la resistencia del papel hecho a mano. Esta cualidad las hace especialmente útiles como ingrediente de los papeles vegetales delicados. Para transformar los trapos de algodón en pulpa, simplemente se corta un trozo de unos 15 cm2, se rasga en pedazos y se licua en ¾ de litro de agua. La pulpa, a la que se deja durante unos minutos para que absorba el agua, queda lista para usarse.

[3] Recolectar unos 300 gramos de fibra vegetal como hojas de plátano, piña, tabaco, o cualquier otra y corta con tijeras en trozos de unos 2 centímetros. Remoja nuevamente por medio día (12 horas) y agrega unos 25 gramos de sosa cáustica, disuelta previamente en agua fría. Nuevamente mételo a hervir por unas tres horas, revolviendo cada 20 minutos. Escurre y enjuaga muy bien. Licua la fibra vegetal en la misma forma que el papel.   

[4] El molde, la forma y la prensa: estos son los únicos dos objetos que habrá que construir en casa o adquirir en una tienda especializada en papel hecho a mano. Las demás piezas del equipo básico se consiguen fácilmente. El molde y la forma son unos marcos rectangulares sencillos del mismo tamaño. El molde tiene una malla que lo recubre y la forma no tiene ninguna malla. Ambos constituyen un tamiz sencillo. Para producir una hoja de papel plana, es necesario mantenerla firmemente prensada mientras se seca. Se puede improvisar una prensa empleando dos láminas de fórmica o dos tablillas de madera con hojas de plástico para impedir que se mojen. Encima de la prensa será necesario colocar cosas pesadas, para lo que se puede echar mano de cualquier objeto casero.


INFORMACIÓN ADICIONAL

Aunque antiguamente se obtenía papel de otras plantas (incluyendo el cáñamo del que se extrae una celulosa de alta calidad) la mayor parte del papel se fabrica a partir de los árboles. Los árboles y los bosques protegen la frágil capa de suelo y mantienen el equilibrio adecuado de la atmósfera para todas las formas de  vida. Para fabricar 1.000Kg de papel convencional es necesario un estanque de 100.000 litros de agua. En el mundo, la industria consume alrededor de 4 000 millones de árboles cada año, principalmente pino y eucalipto. Las técnicas modernas de fabricación de pastas papeleras usan especies muy específicas de estos árboles. El consumo de papel y cartón en Argentina alcanza 42kg por persona al año; en Estados Unidos, 300kg por persona al año, y en China y La India 3kg por persona al año.

El papel de desecho puede ser triturado y reciclado varias veces. Sin embargo, en cada ciclo, del 15 al 20 por ciento de las fibras se vuelven demasiado pequeñas para ser usadas. La industria papelera recicla sus propios residuos y los que recolecta de otras empresas, como los fabricantes de envases y embalajes y las imprentas.


FUENTES: 1 2 3 4

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>