Iluminación para fiestas. (Equipamiento para fiestas parte 1)

Poned vuestra música preferida en vuestro ordenador, (la mas acelerada que tengáis) quitad el sonido del siguiente vídeo, y dadle al play.

 

 ¿Que es esta explosión de luz y color que observan vuestros ojos?

Es un aparato casero de iluminación para fiestas realizado aprovechando la caja de una fuente de alimentación de un PC de los años 90.

En aquellos años, cuando yo era joven, comence a ver los primeros robots de iluminación. Para montar fiestas, los amigos siempre estábamos perfectamente organizados, y yo era el encargado de las luces. Con los recursos disponibles, siempre con el lema “lo que hace el hombre, lo puede copiar otro hombre”,  realicé entre otros, este aparato.

Tengo dudas de si hago lo correcto mostrando en esta web este montaje, o si debería de mandarlo a tecnología obsoleta o a curioso pero inutil (CPI).

EL APARATO A COPIAR.

Un robot de iluminación de los de espejo, es básicamente eso, un espejo que desvía una luz al ritmo de la música. en la foto siguiente podéis observar uno profesional.

 

En otros post mostraré mis esfuerzos de aquellos años por conseguir “digitalizar” el sonido ambiente para hacer aparatos “listos”, pero en este no hay nada especial respecto al control.

El aparato no es “listo” como ya he comentado, el DJ de la fiesta lo manejaba a voluntad, mediante un mando con cable con tres potenciometros que regulaban la velocidad de los tres motores CC que llevaba dentro. Podía dejar la luz fija en un punto, o hacer que se desplazara en los dos ejes,  que cambiara de color, y apagar la luz mediante uno de los pulsadores.

En el siguiente video se muestra el aparato por fuera, y podéis observar como se actúa sobre el mando a distancia.

 

En este vídeo podeís ver el aparato sin la carcasa.

 

 

Nada especial en el interior, una biela-manivela para conseguir el desplazamiento lateral y otra para el cabeceo (movimiento vertical), acabada en una leva, y un muelle para el retorno. La luz cambia gracias a otro motor que hace girar un disco de cristal pintado con cuatro colores y proviene de un halógeno de 50 W, bastante escaso, si el recinto no era pequeño, pero era lo que tenía.
Tres integrados específicos controlan la velocidad de cada uno de los motores.

Hoy en día, con la disponibilidad de motores paso a paso, con los microcontroladores, los circuitos integrados específicos y con los leds de potencia, los resultados de trabajos similares pueden resultar espectaculares y muchos mas sencillos de ejecutar. No puedo prometer nada, pero me gustaría construir otro.
Otro detalle curioso es la propia carcasa, como he dicho, es la fuente de alimentación de un ordenador PC, observad la diferencia de tamaño respecto a las fuentes de alimentación actuales.

 Ahora reflexiono sobre el tiempo y recursos destinados a las juergas,  y si los hubíera empleado en hacer algo mas provechoso…..     Eso sí, tenía y aún conservo, muchííííííísimos amigos.

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *