Introducción al aeromodelismo eléctrico. Parte 13

REALIZANDO EL TREN DE ATERRIZAJE.

En los aeromodelos normales que llevan tren de aterrizaje,  las ruedas tiene que estar separadas una distancia mínima para que la hélice no toque en el suelo. Esto obliga habitualmente a utilizar acero, duraluminio o fibra de vidrio o carbono, dado que tienen que ser largos, y a la vez, ligeros y resistentes.

En IKK001, como tenemos la helice protegida sobre las alas, podemos dejar muy pegado el avión al suelo, con lo que vamos a utilizar para  su construcción unos trozos del nivel de aluminio que utilizamos para el fuselaje (vaya una aprovechamiento de material que estamos haciendo).

En el post de materiales y accesorios, elegimos un tipo de rueda de esponja negra muy ligera. Yo he utilizado unas de 35 mm, (60-70 céntimos de euro cada una).  

 Como eje para las ruedas, habitualmente se utilizan tornillos pequeños, fijados al tren de aterrizaje con una tuerca y luego otra tuerca autoblocante o dos normales en contratuerca para sujetar la rueda.

En nuestro experimento vamos a utilizar de eje un remache sin partir, por innovar. Tenemos dos opciones, o bien utilizar remaches pequeños (2 mm.) y realizarles un suplemento exterior con el mismo aluminio para que no se salga la rueda, o utilizar un remache mas grueso, (4 mm) y colocarle algún trozo de tubo o de fijación para sujetarla.

Si queremos comprarlas, existen unas piezas que se llaman prisioneros, que mediante un tornillo, tambien evitan que la rueda se salga.

Procedimento:

Se marca un trozo con la forma indicada a continuación.

Se corta con la cizalla.

 

Se le hace un taladro separado del borde un centímetro,

 

Se coloca el remache, apretando bien pero sin partir el vástago. recomiendo que practiquéis antes esta operación con remaches al aire, aunque tiréis dos o tres.

El remache tiene que estar fuerte, se puede chafar la parte posterior del remache con alicates para asegurarlo mejor.

A continuación, de un bastoncito higiénico, por ejemplo, se cortan unos trozos para que la rueda no toque en el aluminio con la espuma al girar. Se colocan unos trocillos a ambos lados de la rueda.

 Luego realizamos con una tira de aluminio una fijación exterior, que le da resistencia al conjunto, y hace que el trozo del eje sufra menos.

Esta tira la sujetamos con un remache.

. A continuación se muestran las tres ruedas.

 Para que no se salga la rueda, doblamos la punta del vástago una vez montado el conjunto, y cortamos el sobrante con un alicate de corte.

Observad que la rueda delantera, (la de la derecha en la foto), tiene un trozo de aluminio mas largo, que va a ser necesario para fijarla al fuselaje con remaches.

De peso, vamos ideales, mirad lo que da la báscula para todo el tren de aterrizaje;

 

Tras un par de aterrizajes poco suaves, tuve que cambiar el eje de la rueda delantera, por un remache mas grueso, ya que se dobló. He prescindido ahora de la pieza exterior, y he colocado de prisionero otro trozo de bastoncillo a presión.

El resultado ha sido el siguiente. 

 

En próximos post se realizará el ensamblaje de las partes. 

Leed los consejos de seguridad incluidos en la serie. (guantes, gafas, y fijación de las piezas al taladrar). Utilizad taladro a baterías, es mas seguro, mas manejable y con mejor regulación.

 

 

 

 

 

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *