Introducción al aeromodelismo eléctrico. Parte 5

El Servo.

Un aeromodelo se controla moviendo unas superficies planas que desviando el aire según nos convenga, desplazan el aparato en la dirección deseada.

 Estos movimientos los realizan unos dispositivos que se llaman SERVOS. Un servo es un sistema compacto que incorpora un circuito electrónico, un motor eléctrico, unos engranajes, un brazo que se mueve, y un potenciómetro que le dice a la circuitería la situación del brazo, para colocarlo en la posición que le dictamos con la palanca de nuestra emisora.

 

Características que definen a un servo.
Vamos a comentar rápidamente las características principales de los servos, sin muchos detalles, para tener una idea.

 La fuerza. (torque).
La fuerza de un servo se mide habitualmente en kilos x cm. Los catalogos por abreviar hablan de Kg directamente, pero se están refiriendo al par, al torqué. Para explicar rápidamente esto, decir que si el servo es de 3 Kg x cm  puede levantar un peso de 3 Kilogramos si le colocamos la carga a un centímetro del eje.
Servo de 3 Kg.   3 Kg x cm. = 3 kilos x 1 cm.

Si le colocamos un brazo de 2 centimetros, pues podrá levantar solo 1.5 kilogramos.
Servo de 3 Kg x cm. = 1,5 kilos x 2 cm.

El peso (Weight):
Es simplemente lo que pesa el servo.
según el peso y algún otro parámetro, se clasifican en microservos, miniservos, servos estandar, servos extra grandes, si bien estas clasificaciones pueden cambiar con la tienda.
Existen servos desde varios gramos hasta varios cientos.

 La velocidad (speed):
Se refiere a la velocidad máxima con la que se mueve el eje.
Estamos hablando de velocidades de entre 7 y  25 milésimas de segundo para girar el eje 60º.

Analógico/digital:
Ambos tipos son 100 % compatibles con un receptor estandar, los digitales son mas rápidos y precisos, pero mas caros y gastan mas batería.

Según los engranajes (gear).
Los engranajes pueden ser de distintos materiales plásticos, fibra de carbono, acero, titanio, entre otros. Cada tipo con sus ventajas e inconvenientes.
 
En resumen ¿Qué necesitamos nosotros?.
Queremos hacer volar aparatos bastante ligeros, con superfices de mando ligeras y con poca resistencia mecánica, para hacer experimentos sin calentamientos de cabeza. Entonces, vamos a hacer igual que decidimos hacer con los motores, nos vamos a ir comprar la oferta. 

 

La compra maestra es el servo azul de la foto. Se puede comprar desde 1.5 euros y tiene engranajes de plastico, pesa 9 gramos, una buena velocidad y promete levantar 1.5 Kilogramos con un brazo de 1 centímetro. Suficiente. Y si se rompe lo desguazo saco el motorcillo para otros experimentos, sin dolor.

 Las manivelas que enganchan en el eje del servo vienen siempre con este, pero se precisan de algunos accesorios también muy económicos para manejar los alerones, timón y elevador. En la foto se muestran algunos. Los podríamos fabricar nosotros con chapa de aluminio u otros materiales, pero si por un euro nos venden 10 unidades, dediquemos nuestras habilidades a otras creaciones.

Estudiar un poco los catálogos del fabricante, y observar las distintas soluciones. La que mas me gusta a mi es la de la foto. La horquilla de material plástico, y la escuadra también de plastico para el alerón.
Existen soluciones muy sofisticadas, varillas flexibles con funda, rotulas, escuadras de fibra de carbono, lo que queramos, pero no debemos olvidar el espíritu de esta serie de post.

Em el siguiente link se muestra el despiece y funcionamiento de un servo, para el que tenga curiosidad.

http://www.youtube.com/watch?v=1udNIuniufU

La wikipedia también nos amplía información:

http://es.wikipedia.org/wiki/Servo

 

 

 

 Los servos, unos dispositivos versátiles.

 

Saliéndonos del aeromodelismo, el servo es un elemento fantástico para realizar robots y montajes en los que queramos incluir movimiento. Como hemos dicho, existe un surtido inmenso, con infinidad de características, unos con tamaños como una uña y otros con fuerza capaz de cortar un dedo con la uña y todo. (!!!cuidado con los experimentos!!!).

 Existe muchísima información acerca de los servos en la web.  Los servos suelen usarse con un margen de movimiento de unos 60º, pero el tope mecánico es de 180º. Con pequeñas modificaciones, se pueden dejar libres y utilizarse para accionar ruedas.

 Es muy sencillo realizar circuitos electrónicos para manejarlos, con integrados como el 555 o con microcontroladores.

 

 

 En la foto muestro el servo central de mi experimento de VTOL, es de 15 Kg x cm y se desplaza 180º para realizar el movimiento de pliegue de las alas. (Atención con apurar los márgenes de los servos, podemos romper los topes mecánicos).

  En conclusión, el servo permite infinitas aplicaciones y espero empezar una serie pronto para ir haciendo experimentos y montajes electromecánicos sencillos. Y con estos precios…..

 

 

 

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *