Introducción a los helicópteros eléctricos. parte 3. Montando la barra estabilizadora

 

Antes de proceder a montar este primer elemento tenemos que ver las herramientas y materiales que podemos necesitar.

La lista básica es la siguiente:

Destornillador de estrella pequeño.

Llave allen o destornillador con punta allen.

Liquido fijatuercas.

Aceite fluido.

 Alicate para rotulas.

 Las dos primeras herramientas son fáciles de encontrar, y supongo que todos sabéis lo que son.

 A continuación os muestro los que yo utilizo, es un conjunto de destorniladores surtidos.

 El líquido fijatuercas.(fijatornillos).

 Un líquido fijatuercas es un pegamento que se le echa a los tornillos antes de ponerlos, que los bloquea cuando se seca y evita que se suelten con las vibraciones o esfuerzos.

 En el mercado existe una gama infinita. Su característica principal es la “fuerza” con la que sujeta el tornillo.

 Existen desde las muy suaves, que permiten soltar el tornillo sin esfuerzo hasta las muy fuertes.

Si nos remitimos al helicóptero “Patanegra” del que se han copiado para fabricar nuestro kit, el TREX400, podemos comprobar que para su montaje recomienda dos líquidos fija tuercas, uno para los tornillos y otro para los rodamientos.

 El Kit que vamos a realizar viene premontado. quiere decir que las piezas mas complejas de ensamblar ya están fijadas en fábrica, entre ellas, todos los rodamientos.

 Por tanto solo nos tenemos que preocupar de buscar un fijatornillos.

 El fijatornillos que viene en el TREX es uno denominado T43. Este es equivalente según la literatura,  al Loctite 242. (Loctite es la marca de referencia, la mejor, por tanto no la vamos a comprar).

Se denomina “fijatuercas de fuerza media anaeróbico”.

En la página donde hemos comprado el Kit, podemos encontrar “copias” de ese fijatuercas a 1 dolar el bote. En la siguiente foto os muestro el que yo utlizo desde hace mucho tiempo para todo, que es de resistencia media y que voy a utlilizar para el helicóptero, y uno denominado “Fuerte” comprado en la página del Kit del helicóptero.

 Mirad, por curiosidad, como son exactamente iguales los frascos, el viejo lo compré hace mas de 10 años en una ferretería. Resulta que se gasta muy poco en cada tornillo.

El aceite lubricante.

Podríamos estar hablando varios post acerca de los aceites lubricantes, sin ser yo experto en este tema.

Pero vamos a ir a lo práctico.

 ¿Cual es la posibilidad de que mi helicóptero falle por no haber elegido el aceite correcto?  Pues, práctiamente nula.

 ¿Va a durar menos si no le echo el aceite correcto? pues si, pero nosotros no luchamos contra la fiabilidad ni contra la durabilidad, ahora solo estamos pensando en no estrellarlo en los primeros vuelos.

Es decir coged el aceite lubricante fluido que mas a mano tengáis.

Yo os muestro en la siguiente foto algunos, y os digo cuales son los mas recomendables.

 

El que se comenta en los foros que va muy bien para ejes es el WD. Pero el 3 en 1 clásico segúro que  va a funcionar igual.

Lo que no daña las partes plásticas es la grasa de vaselina, o la de silicona, que puede ser ideal para la corona principal. Pero tampoco vamos a tener problemas con la grasa de litio o la grasa espesa para rodamientos.

Ya os digo, antes de que vuestro helicóptero tenga problemas debido a no elegir el aceite idóneo, lo habremos estrellado 5 veces.

Los alicates para rótulas.

En nuestro helicóptero se utilizan unas varillas de mando que van acabadas en unas rótulas.

Para realizar los ajustes hay que montarlas y desmontarlas frecuentemente, y para ello necesitamos unos alicates especiales. Yo estoy dudando entre fabricarmelos o comprarlos.

En inglés se denominan “Ball link pliers” o alicates para transmisiones esféricas.

Valen poco 4 o 5 euros. Serán necesarios mas adelante.

Otra herramienta que va a ser útil es el calibre o pié de rey. Podéis intentar trabajar con una regla, pero en algunos pasos va a ser complicado medir con ella.

Montaje de la barra estabilizadora.

Para el montaje de la barra estabilizadora necesitamos soltar los tornillos superiores como indica la foto siguiente.

Extraemos un tornillo lateral ( que solo está ahi para sujetar las piezas entre sí) e introducimos la varilla de la barra estabilizadora.

La pasamos por el interior del rotor y hacemos lo mismo en el otro lateral.

Con la barra ya colocada, procedemos a colocar los contrapesos en cada lado y enroscamos las palas en los extremos, hasta el fondo de la rosca.

 

Ambas palas deben quedar en el mismo plano.  Esto lo podemos comprobar mirándolas de perfil, como muestra la foto.

Las palas tienen que quedarse perfectamente alineadas con el soporte que atraviesan.

Además debemos medir con el calibre, y dejar la misma longitud de varilla a ambos lados.

Una vez comprobados estos puntos, podemos proceder a untar los tornillos sin cabeza con el líquido fijatuercas y dejar la barra sujeta.

 

 

 

Los contrapesos no los vamos a fijar de momento con el fijatuercas.

En el próximo post hablaremos de la teoría otra vez. Veremos que si ya pintaba negro el estabilizar un helicóptero, la cosa se complica aún más por culpa del efecto giroscópico de las palas girando y las fuerzas de precesión.

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *