Zero-G Printer, una impresora 3D para el espacio

Impresora 3D Zero-G Printer, diseñada para imprimir sin gravedad

Made in Space ha anunciado el lanzamiento de la primera impresora 3D de gravedad cero, en la Estación Espacial Internacional (ISS)

El día 20 de septiembre la primera impresora diseñada para usarla en el espacio en condiciones de ausencia de gravedad salió a bordo de un cohete desde Cabo Cañaberal hacia la ISS

La versión inicial de la Zero-G Printer servirá como punto de partida para entender los efectos a largo plazo de la microgravedad en la impresión 3D y como puede ayudar en el futuro de la exploración espacial.

La impresora que puede ser usada para crear partes de piezas, herramientas y soluciones de emergencia ha sido desarrollada por la empresa Made in Space bajo un contrato con la MSFC (NASA Marshall Space Flight Center)

Aaron kemmer, CEO de Made In Space dijo:

Todo lo que se ha construido para el espacio ha sido fabricado siempre en la Tierra. Se han gastado tremendas cantidades de dinero y de tiempo para poner en el espacio el más simple de los objetos para ayudar en la exploración y el desarrollo.

Con esta tecnología se espera avanzar en el suminitros de las misiones espaciales

Esta nueva capacidad cambiará fundamentalmente la visión del desarrollo y suministro de las misiones espaciales.

Está programado que la impresora 3D sea instalada en el MSG (Microgravity Science Glovebox) para realizar una serie de impresiones. Se realizarán una serie de tests, partes, herramientas y ejemplos de casos reales e incluso diseños de proyectos STEM.

La tecnología de fabricación crea objetos 3D capa a capa a partir de un filamento por un método de extrusión que ha sido específicamente adaptado para el entorno espacial. Además del diseño y de la construcción del hardware, Made In Space colaborará en las pruebas en la misión de control de la estación terrestre.

Hay docenas de problemas específicos que hemos tenido que resolver en la construcción de una impresora 3D para la Estación Espacial. Desde los ajustes de los procesos térmicos para que cumplan los rigurosos requerimientos de seguridad, los cambios que nuestro equipo a tenido que resolver han sido numerosos y estamos muy orgullos de ver el resultado del trabajo hecho por Made in Space y el equipo de la NASA MSFC, ahora apunto de ser probado.

Esta primera impresora usará plástico ABS mientras que la unidad de segunda generación, programada para ser enviada a la ISS en 2015 ofrecerá la posibilidad de imprimir con múltiples materiales y aumentará el volumen de construcción.

La rápida construcción de materiales importantes es una necesidad fundamental si los humanos quieren ampliar su presencia en el universo.

Made In Space ha desarrollado la impresora de gravedad cero a través del programa de la NASA SBIR (Small Business Innovation Research). El prototipo se testó en un avión parabólico modificado Boeing 727 de Zero-G Corporation, y ha sido posible gracias al Programa de Oportunidades de Vuelo de la NASA. La unidad de vuelo de la NASA comprobó de forma rigurosa los standards operacionales y de seguridad para que estuviera preparado para el vuelo.

Kemmer cuenta:

Esto es más que una impresora 3D. Es más que un taller en el espacio. Es un punto de referencia para la humanidad. Por primera vez en la historia de nuestra especie, fabricaremos herramientas y hardware fuera de la Tierra. Ahora que hemos hecho este avance, el cielo ya no es el límite para la fabricación – la era de la fabricación fuera de este mundo ha comenzado.

Si nuestra mente empieza a pensar en la colonización de diferentes mundos, las impresoras 3D parece que tienen mucho que decir en la carrera espacial.

Fuente: Made In Space

KEYVALUE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *