Cómo hacer nieve artificial

Hace mucho tiempo que quería probar a hacer nieve artificial. Esta es una manualidad que nos va a servir para decorar nuestro belén en Navidad o si hacemos alguna maqueta con los peques y queremos darle un toque de realismo con nieve. O simplemente para que se ensucien las manos y disfruten un rato.

He probado 5 métodos diferentes para tener nieve artificial, te los enseño y comparo a lo largo del artículo. Internet está lleno de tutoriales sobre cómo hacer nieve con pañales y me parece una actividad desastrosa y no apta para niños.

Después de un primer intento frustrado me ha gustado tan poco la experiencia que he buscado más método para hacer nieve artificial casera, de forma mucho más segura, espectacular y que podáis hacer fácilmente con vuestros hijos. A continuación lo tenéis todo.

Estos son los ingredientes que vamos a utilizar para todas las recetas.

Ingredientes:

  • Espuma de afeitar (0,9€)
  • Bicarbonato sódico (0,8€)
  • Maizena (2,2 €)
  • Agua
  • Acondicionador (del que tengamos en casa, se usa muy poco)
  • Pañal y/o poliacrilato de sodio

Dejo un vídeo que he hecho haciendo los distintos tipos de nieve para que se vea el rpoceso más claramente. El método del pañal lo he dejado para el final. Tengo listos unos cuantos vídeos más que voy a ir colgando de forma independiente a las publicaciones del blog. Así que te dejo este enlace para que te suscribas al canal de Youtube

Vamos al lío.

Método 1 – Con un pañal

La teoría es muy fácil, la hemos visto y leído en cientos o miles de sitios de Internet. Cogemos varios pañales, los abrimos y sacamos el algodón que lleva para absorber el pis. Éste está mezclado con poliacrilato de sodio.

El poliacrilato es un polímero que pude absorber hasta 500 veces su volumen y cuando ha cogido agua es muy similar a la nieve.

Pero esto que en principio es sencillo en la práctica he encontrado algunos problemas, que no veo que nadie comente. Quizás soy yo que he tenido mala suerte.

El poliacrilato viene mezclado en fibra de algodón y separarlo me ha resultado realmente engorroso. He probado con dos pañales, uno de adulto para poder tener más cantidad y uno de bebés y en los dos me ha ocurrido lo mismo, por mucho que froto la fibra de algodón casi no cae polímero pero a tu alrededor se forma una nube de pelusa flotando en el aire, formada por fibra de algodón y supongo que polímero. Y la verdad no me gusta tener que estar tragándolo y mucho menos pensar que mis hijas respiran eso.

Así que yo este método lo he descartado hasta que descubra una forma eficiente y segura de sacar el poliacrilato. Mientras, si quiere probar esta receta lo venden en muchos sitios.

También podemos comprar el poliacrilato de sodio como tal. Existen tiendas donde venden esta nieve artificial.

 

Métodos que yo veo aptos para niños y que metería como experimentos para niños son los siguientes:

 

Método 2 –  Maizena y espuma

Vamos a empezar con la receta de Maizena y espuma de afeitar.

La Maizena es harina fina de maíz, yo he comprado esta marca pero se puede comprar cualquier otra, la diferencia con una harina normal es que es mucho más fina, está mucho más tamizada.

No damos niguna proporción exacta de la mezcla. Aquí simplementevamos a ir echando Maizena y espuma y mezclando hasta conseguir la textura buscada en la nieve.

La nieve echa de Maizena y espuma tiene un tacto muy suave que suele gustar mucho a los niños. Es algo amarillenta así que no da esa sensación de nieve real, como pasa con las mezclas con bicarbonato.

Otras cosas a tener en cuenta es el precio de esta harina que son más de 2€ y si queremos hacer cantidad nos va a salir bastante maś caro que con el bicarbonato. Además mancha. No es nada exagerado, y se va con facilidad, pero mancha allá donde toques.

Método 3 – con bicarbonato y espuma de afeitar

La siguiente receta es con bicarbonato sódico y espuma de afetitar. Como ves la espuma de afeitar es muy utilizada en experimentos caseros, desde estos tipos de nieve a diferentes clases de slime.

A la hora de  comprar el bicarbonato os recomiendo coger estas bolsas de kilo que son muy económicas, a mí me ha costado 80 o 90 céntimos. Si cogemos los botes de plástico hay muchísima menos cantidad y vale más caro.

La metodología es igual a la de la Maizena, echamos bicarbonato, espuma y vamos mezclando y completando con lo que nos haga falta. Si se queda demasiado grumosa ponemos más bicarbonato si se nos queda demasiado sulta que al compactarla no mantiene nada la forma pues le ponemos más espuma. Y así hasta que encontremos la textura deseada.

A diferencia de la nieve anterior, esta es de un color blanco puro, y visualmente se parece mucho más a la nieve real.

Método 4 – bicarbonato y agua

Y pasamos al que se ha convertido en mi método favorito, hacer nieve artificial utilizando simplemente bicarbonato y agua.

Y es que, aunque parezca mentira la nieve echa de esta forma es muy similar a la de la espunma y la del acondicionador que veremos al final. Tanto es así que no marqué los platos en los que alamacenaba la nieve; mis hijas estuvieron jugando y luego no sabía cuál era cada uno. Sólo identificaba el de la Maizena rápidametne por el color.

Me interesaba mucho tenerlos identificados porque quería ver como evolucionaban con el paso de los días cada uno y al final no me quedó otro remedio que probarlos, porque por más que los tocaba no los distinguía. El tacto es un poco diferente en cada uno, pero nada que te aga decir esto es mucho más suave y es de la espuma, por ejemplo.

Y aprovecho esto para recordar ser más riguroso en próximos experiemntos y anotar las cosas, tnerlas bien identificadas y anotado todo en un cuaderno para no perder datos con el paso el tiempo o en algún descuido durante el experimento.

La receta de la nieve es igual que todas, bicarbonato agua y a mezclar. No hay que echar mucha agua.

Al principio he dicho que es mi favorita porque si conseguimos resultados muy similares creo que lo mejor es hacer la más sencilla. Es cierto que los niños disfrutan menos con esta, proque les gusta ensuciarse las manos, pero esta es la versión más barata de todas.

Método 5 – acondicionador y bicarbonato

última receta antes e explicar el famoso método del pañal.

En este caso vamso a mezclar acondicionador y bicarbonato. Es, creo, el método más pringoso, proque auqnue la espuma se pega bastante el tacto es agradable y enseguida queda bien mezclado y se va de las manos. Pero el acondicionador hace que tengas las manos pegajosas viscosas,a mí no me gustó mucho,al sinal se mezcla bien y se te separa de las manos, pero se te quedan jabonosas.

Hay que poner poca cantidad, yo puse demasiada y para conseguir la textura bueno me tocó ponerle mucho acondicionador.

La nieve parece más pesada que las anteriores, pero sólo es al principio, cuando pasan unas horas todas se vuelven indistinguibles.

Comparativa de tipos de nieve artificial

Aquí dejamos fuera la de pañal o poliacrilato de sodio porque no he podido conseguirlo. Quedo pendiente de comparar el poliacrilato y meterlo en la comparativa.

 

En las fotos de la galería está las 4 nieves obtenidas. Las 3 de bicarbonato a priori son indistinguibles, pero mira la de la Maizena. ¿Ves cómo es más amarilla?

La desilusión de la nieve viene a las 24 horas, las mezcla se ha secado y lo que nos queda es omo si tuviéramos maizena o bicarbonato suelto yd eberíamos de volver a hacer la mezcla o hidratarlo apra que cogiera de nuevo consistencia de nieve. Por eso el método del agua es el que más me gusta.

En este aspecto el poliacrilato de sodio sí que me parece mejo, ya qu etengo entendido que dura bastante más. En cuanto lo pruebo os cuento ;-)

Te puede interesar

2 comentarios

  1.   Federico Bustamante dijo

    Gracias. Ha sido un artículo muy interesante.

    Saludos.

  2.   Nacho Morato dijo

    Me alegro mucho de que te haya gustado :)

    Dentro de poco el del slime ;-)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *