Cuadro de mando integral

cmi o cuadro de mando integral

Aunque muchos de los métodos vistos hasta el momento, como el JIT, han tenido origen en la industria del automóvil, no todos proceden de este sector. Otros también han hecho grandes contribuciones a la industria, como la semiconductora con el CMI (Cuadro de Mando Integral) o BSC (Balanced Scoreboard) en inglés.

Otro modelo de gestión que dirige la estrategia hacia una serie de objetivos que están relacionados entre sí. El fin principal de este modelo es implantar y comunicar la estrategia a seguir a toda la empresa, ya sean económicos/financieros, de desarrollo, procesos, etc., y en un plaza cercano, medio o lejano.

¿Qué es CMI o Cuadro de Mando Integral?

balance scorecard qué es

El CMI es una herramienta para la gestión empresarial que es capaz de medir la evolución de una empresa en la actividad en la que opera, así como en sus objetivos estratégicos y los resultados obtenidos. Y lo hace desde un puto de vista estratégico y con una perspectiva en general.

Pero como es evidente, más aún en grandes empresas, alinear a todas las personas que trabajan en una empresa y todos sus recursos no es algo sencillo. Por eso se necesita un cuadro de mando desde el que controlarlo todo. Y se hará a través de indicadores de control de tipo financiero o de cualquier otro tipo.

Para ello se necesita obtener información periódica para llevar un seguimiento y analizar si se están alcanzando los objetivos establecidos previamente o no. Así, la toma de decisiones o el cambio de rumbo, si es necesario, será mucho más rápido y certero. En muchas ocasiones no necesita de cambios de rumbo totales, sino que simplemente detecta posibles desviaciones en la estrategia y las corrige para aproximarse a la meta marcada.

Suscríbete a nuestra lista de correo

Este CMI no solo funciona bien en grandes empresas, que he citado anteriormente, también para PYMES. A diferencia de otros métodos, en el caso del cuadro de mando integral la efectividad no va a depender tanto de los recursos o tamaño de la empresa. Además, no es incompatible con otros métodos e incluso se puede complementar a la perfección con el análisis avanzado del negocio para tomar nuevas decisiones acertadas.

Historia

A pesar de que la idea original se remonta a Art Schneiderman, en 1987, y que luego trabajaría conRobert Kaplan y David Norton, son éstos últimos los autores reconocidos como artífices del CMI como un sistema de administración por primera vez en 1990 y específicamente para una empresa semiconductora (la famosa Analog Devices Inc.). El primero es un profesor de la Harvard Business School y el segundo también profesor y un conocido hombre de negocios.

universidad de harvard

Ambos, a principios de 1992, presentaron el modelo Cuadro de Mando Integral que habían desarrollado anteriormente en la revista Harvard Business Review. Eso fue en la publicación The Balanced Scorecard: Translating Strategy in Action. En él dejaban patente que es un error tener solo en cuenta los indicadores financieros tradicionales, es decir, los ingresos, gastos, existencias, etc. Desde este nuevo punto de vista, también es importante los activos intangibles de la empresa, como los clientes, habilidades, motivaciones de los empleados, etc. Todo ello puede ser una fuente de ventajas competitivas.

Por ello se necesitaba de una nueva herramienta para actualizar todos los métodos o sistemas hasta la fecha. Una nueva mirada global del negocio, alcanzando así los resultados que se definen en el plan estratégico.

Perspectivas del Cuadro de Mando Integral

El Cuadro de Mando Integral se puede ver desde distintos puntos de vista:

  1. Financiero: es uno de los principales, el objetivo de conseguir beneficios económicos y conseguir el máximo rendimiento posible y reducir los costes.
  2. Aprendizaje/crecimiento: desde esta perspectiva se atiende al valor de las personas que componen la empresa y a la tecnología. Los mentores y tutores representarán un papel crucial dentro de la organización, así como mejorar la actitud de los empleados y la comunicación fluida. Pero no debes entender el concepto aprendizaje como método de formación tradicional.
  3. Cliente: desde este punto de vista, el objetivo principal es satisfacer al cliente. Eso es lo que se toma como indicador de si la empresa está cumpliendo o no con sus expectativas. Esto reforzará el prestigio de la compañía y mejorará su valor frente a la competencia.
  4. Procesos internos: desde esta perspectiva se facilita la obtención de información por indicadores de las diferentes áreas del negocio. Los indicadores en este caso pueden ser la calidad, productividad, innovación, repercusión comercial o financiera, etc.

Cada uno de estas perspectivas no se debe sobrecargar con más de 7 indicadores o no resultará efectivo.

Ventajas del CMI

Cuando se implementa un Cuadro de Mando Integral de forma adecuada en una empresa, las ventajas pueden ser diversas:

  • Se consigue una visión más amplia y detallada del negocio. Y como has podido ver, va más allá de los indicativos financieros.
  • Permite comprobar la evolución de la compañía. Eso permite trazar mejores estrategias para medio y largo plazo, así como tomar nuevas decisiones rápidas para que los objetivos puestos se cumplan.

Implementar un Cuadro de Mando Integral

implementar cuado de mando integral

Para implementar un CMI en una empresa, independientemente de su tamaño y actividad, se debe seguir una serie de pasos para el diseño del plan:

  1. Primero se debe tener presente los objetivos a conseguir. Es decir, hacia dónde se quiere dirigir, cuál es la meta o visión corporativa.
  2. Después se define la estrategia para alcanzar dichos objetivos. Es decir, se trata la hoja de ruta para determinar los pasos que se deben tomar para alcanzar los objetivos en el plazo establecido.
  3. Se debe determinar la perspectiva e indicadores que se tendrán como referencia para medir el progreso y evaluar los resultados.
  4. Todos los miembros de la empresa deben conocer bien los detalles del plan para que sean artífices de la estrategia y hoja de ruta. Todos tendrán un único propósito, un único camino a seguir. Solo así se pueden dirigir todos los recursos hacia esos objetivos.
  5. Los procedimientos deben ser consistentes y transparentes. Solo así aportarán los datos adecuados para la monitorización del proceso y futuras acciones que se tengan que tomar en un constante feedback…