Qué mirar para comprar una impresora 3D

Si es el primero contacto que tienes con el mundo de la impresión y de las impresoras 3D bien porque tienes que utilizar alguna o porque quieres comprártela y no sabes realmente en lo que te tienes que fijar, te dejo las bases y las principales características que hay que tener en cuenta para poder compararlas y averiguar que impresora te interesa.

Impresora 3D Prusa i3 de Rep Rap

Fuente: RepRap

Siendo realistas hoy en día las impresoras 3D todavía no son para el usuario final, es decir, para el gran público. No es como cualquier otro electrodoméstico o gadget, que sin apenas conocimiento ni interés puedes utilizarlo. Aquí necesitas bien unos conocimientos o por lo menos unas inquietudes para poder sacarle rendimiento al aparato.

¿Qué se puede hacer con una impresora 3D?

Cuerpo de un motor impreso en 3D

Con una impresora 3D podemos hacer una gran variedad de piezas, tantas como nos dicte nuestra imaginación y la impresora que tengamos. No todas permiten piezas de la misma complejidad acabado final y materiales a usar. Una cosa tan sencilla en apariencia como tener diferentes colores en una pieza es algo que no se puede conseguir fácilmente. Está bastante limitado todavía en impresoras baratas. Espero impaciente el día en que tenga que venir a corregir este artículo para quitar estas frases.

Lo que sí que parece claro es que la impresión 3D ha venido para quedarse y que igual que hace años los primeros ordenadores era cosa de unos cuantos “friquis” y ahora está en todos los hogares las impresoras 3D llevan el mismo camino. Para mí todo es cuestión de que se mejoren los interfaces y se facilite la creación de piezas. Cuando se todo tan sencillo que hasta mi abuela puede usarlo, entonces será cuando las veamos en cualquier hogar al lado del microondas ;-)

¿Entonces para quién van dirigidas?

Pues para los famosos Makers, gente a la que le gusta hacer inventos, experimentos y modificar cosas. También a empresas que pueden hacer prototipados de forma muy rápida y barata. Para una empresa, un laboratorio, una escuela o una universidad, les supone poder crear piezas y prototipos a medida en un tiempo y coste récord, sin tener que depender de terceros. Una auténtica revolución. Y por supuesto también va dirigido a todos aquellas empresas que quieran producir sus propias piezas para venderlas.

Con una impresora puedes hacerte un trípode para el móvil, o un juego de engranajes para algún mecanismo, una percha para la habitación o simplemente una cuña para que no se cierre la puerta. Puedes hacer juguetes, y objetos para el hogar, un posa vasos, un macetero, como ves y como hemos dicho el límite lo defines tú.

Tipos de impresoras 3D

Hay muchos factores a elegir para clasificar a las impresoras, pero para la información que vamos a dar en Ikkaro siempre relacionada con el mundo maker, hacker y del DIY yo elegiría 2

Si son Hardware Libre o impresoras industriales. Con impresoras que pertenezcan a proyectos Open Hardware (OSHW) podremos modificararlas, configurarlas, e intentar mejorarlas y compartir toda esa información, son impresoras por lo general más asequibles y con los planos, información y todos los detalles a nuestra disposición. Aprenderemos realmente como funcionan y podremos jugar con ellas. En cambio con las impresoras industriales normalmente obtendremos una mejor calidad de las piezas pero nos sirven únicamente par imprimir piezas. Es como cualquier otro producto si las abrimos perdemos la garantía.

El otro factor para clasificarlas sería por la forma o la tecnología con la que imprimen.

FMD (Modelado por Deposición Fundida ). La más común entre los makers y aficionados que se adentran en el mundo de la impresión 3D. Deposita el material en capas para la elaborción de la pieza.

SLA o estereolitografía. Conocida como fabricación óptica o fotosolidifiacación. Se trata de un proceso e fabricación también por adición de capas muy finas de resina cuyo objeto se copnforma por una láser ultravioleta y la pieza se cura en un tanque por la acción de la luz UV.

Existen muchas más tecnologías, DMLS, SLS, polyjet, etc, pero que quedan lejos del DIY y de esta introducción a la impresión 3D. Nos vamos a centrar en la más común de todas la FMD.

Principales características de una impresora 3D

Cuando vas a comprar un móvil o un coche sabes en que cosas tienes que fijarte para saber si es bueno o si se ajusta a lo que tú estás buscando. Pues estos son las principales características que definen el trabajo de una impresora 3D. Con esto serás capaz de compararlas y no tener que fijarte solo en el precio y además de saber lo que puede hacer cada una y la utilidad que le podemos dar.

  • Área de construcción. Limita el tamaño de la pieza a construir. En principio cuanto más grande mejor. Si tu área o volumen de impresión es pequeño te puede obligar a trabajar con prototipos a escala o a no poder imprimir la pieza que necesitas por ser demasiado grande.
  • Extrusores. El número de extusores es un dato importante, ya que con un extrusor tan solo podremos utilizar un color de filamento cada vez. Así que si quieres piezas multicolores, tendrás que ir a máquina que tengan más de uno.
  • Resolución vertical Z. Es el grosor de la capa que imprime cuanto menor sea mayor será la definición que podemos obtener en las piezas. Un valor de referencia puede ser las 100 µm (0,1 mm) aunque existen máquinas capaces de trabajar con 16 µ.
  • Resolución horizontal XY. Se suele referenciar más por ppi (punto por pulgada, como si fuera la resolución por ejemplo de una impresora tradicional, es la cantidad de puntos que meteríamos en una pulgada.
  • Materiales que imprime. Depende del extrusor, de la base y de la tecnología que use nuestra impresora. Si hablamos de la tecnología más común para makers y hackers nos vamos al FDM. con esta tecnología imprimimos con 2 materiales, PLA y ABS, El PLA es un termoplástico biodegradable, el más común a al hora de diseñar nuestras piezas. El ABS es un plástico como el de las piezas LEGO, pero por ejemplo para imprimir con ABS, necesitamos que la base donde se depositan las piezas sea caliente, no nos vale un cama fría como para el PLA. Si quieres imprimir con otros materiales, como poliester, metales o algún tipo de alimento como el chocolate, comprueba si tu máquina permite este tipo de impresión 3D o si se puede cambiar alguna pieza para obtenerlo.
  • Grosor del filamento. sin ser determinantee en la elección de una impresora 3D u otra, pero i que hay que tener en cuenta el grosor del filamento a utilizar
  • Velocidad de impresión. A mayor velocidad de impresión más rápido se imprimirán las piezas. si vamos al límite de la impresora, las piezas perderán calidad y precisión. Es un factor importante, ya que la impresión 3D sigue siendo un proceso de manufactura lento, pudiendo tardar varias horas en imprimir una pieza.  Se mide en mm/seg, esto es una medida para FMD y los valores podrían moverse entre 20 y 80 mm/seg.
  • ¿Es Open Hardware? ¿Para qué quieres tú impresora 3D? Eres un maker y quieres hacer piezas, te gustaría poder controlarla, modificarla, etc o en cambio tan solo quieres diseñar e imprimir piezas con la mejor calidad posible sin tener que preocuparte el hardware.
  • Soporte. ¿Tienen soporte técnico? ¿En qué formato, vía tickets, conversación telefónica, etc, etc? Las empresas que venden impresoras comerciales están incidiendo mucho en este tema, y hay que aprovecharlo al máximo, pues aunque seas un gran experto puede ayudarte o agilizar tu trabajo.
  • Conectividad. Es la forma que tenemos de poner en la impresora los diseños que hemos hecho u obtenido en nuestro PC. Los principales métodos son por USB, micro SD, bluetooth, WIFI, Ethernet. Como otros, no es un factor decisivo pero cuanto más azúcar más dulce. ¿con qué sistemas operativos podemos trabajar ne nuestros PCs?
  • Tolerancia. Que no es lo mismo que la resolución. La tolerancia es el error permitido en la fabricación, dimensiones teóricas frente a reales. Es una valor muy importante, tanto o más que la resolución. En impresoras DIY podemos estar hablando de tolerancias de 0,1 a 0,2 mm.
  • Precio. Bueno, el precio siempre es uno delos principales factores  al hora de comprar cualquier cosa. Ahora mismo en impresoras 3D nos movemos en rangos de entre unos 100 € hasta 5.000 o 10.000€, bueno por arriba como siempre no hay límite, siempre podrás comprar algo mejor.

Dejo pendiente un estudio que ya estoy haciendo de las principales impresoras 3D que podemos comprar, tanto de hardware libre como industriales

Si te interesan las impresoras y la impresión 3D puede seguir las principales noticias sobre impresión 3D en nuestro nueva sección.


4 comentarios

  1.   Toni de Frutos dijo

    Un artículo introductorio muyu interesante!! Si haces una comparativa sería bueno incluir la BQ Prusa i3 Hephestos. Hace una semana la descubrí y a pesar de que no tengo ni idea no hace más que llamarme para que la compre :P

  2.   Nacho Morato dijo

    Hola Toni, la verdad es que la Hephestos tiene muy buena pinta.

    Es una evolución e la prusa i3 de RepRap

    http://reprap.org/wiki/RepRap_Options
    http://www.bqreaders.com/es/productos/prusa-hephestos.html

  3.   Osvaldo Julio Schiavoni dijo

    Muy interesante el artículo, la verdad es que se me cae la baba cuando leo estas cosas. Pero soy un jubilado argentino, o sea que la tengo que ver pasar. En realidad nunca ví una impresora 3D.

    De paso, creo que hay un error de tipeo: donde dice FMD debería decir FDM.

    Gracias por compartir estos artículos.

    1.    edgardo dijo

      soy jubilado,vivo en argentina,poseo una 3d,y no se que hacer con ella,por ahora(No la vendo.Me interesa encontrar interesados en experimentar con ella.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *